Contenidos


Redes sociales




Efectos fisiológicos de los oxalatos


En el cuerpo, el ácido oxálico se combina con cationes metálicos divalentes como el calcio (Ca2+) y el hierro(II) (Fe2+) para formar cristales de oxalato que luego se excretan en la orina en forma de cristales diminutos. Estos oxalatos pueden formar grandes piedras en el riñón que pueden obstruir los túbulos renales. Se estima que el 80% de los cálculos renales se forman a partir del oxalato de calcio. Las personas con trastornos renales, gota, artritis reumatoide, o ciertas formas de dolor crónico vulvar (vulvodinia) deben evitar los alimentos ricos en ácido oxálico. Los métodos para reducir el contenido de oxalato en los alimentos constituyen un tema de interés reciente.

El oxalato de magnesio (Mg2+) es 567 veces más soluble que el oxalato de calcio, por lo que este último es más probable que precipite cuando los niveles de magnesio son bajos y los niveles de calcio y oxalato son altos.

El oxalato de magnesio es un millón de veces más soluble que el oxalato de mercurio. La solubilidad del oxalato en otros metales disminuye en el siguiente orden: Calcio > Cadmio > Zinc > {Manganeso, Níquel, Hierro, Cobre}> {Arsénico, Antimonio, Plomo} > Mercurio. El oxalato de hierro(II), muy insoluble, parece jugar un papel importante en la gota, en la nucleación y en el aumento del extremadamente soluble urato de sodio. Esto explica por qué la gota suele aparecer después de los 40 años, cuando los niveles de ferritina en sangre son superiores a 100 ng/dl. La cerveza es rica en oxalato de hierro, y el etanol aumenta la absorción de hierro y la eliminación de magnesio, por lo que la ingesta de cerveza aumenta el riesgo de un ataque de gota.

El cadmio cataliza la transformación de la vitamina C en ácido oxálico. Esto puede ser un problema para las personas expuestas a altos niveles de cadmio en la dieta, en el lugar de trabajo, o debido a que son fumadores.

En estudios con ratas, los suplementos de calcio administrados junto con alimentos ricos en ácido oxálico causan la precipitación de oxalato de calcio en el intestino y reducen los niveles de oxalato absorbidos por el cuerpo (en un 97% en algunos casos.)

El ácido oxálico también puede ser producido por el metabolismo del etilenglicol (anticongelante), ácido glioxílico, o ácido ascórbico (vitamina C).

El oxalato en polvo se utiliza como plaguicida en apicultura para combatir el ácaro de la abeja.

Algunos hongos del género Aspergillus producen ácido oxálico, que reacciona con el calcio de la sangre o los tejidos y precipita como oxalato de calcio.

Existe alguna evidencia preliminar de que la administración de alimentos probióticos puede afectar a la tasa de excreción de ácido oxálico (y presumiblemente también a los niveles de ácido oxálico.)